Category Archives: Liturxia

DEVOCIÓN Á BENAVENTURADA VIRXE MARÍA

Ánxelus de luns a sábado ás 12:00 hs.

Rosario tódolos días ás 19:30 hs.

EXPOSICIÓN DO SANTÍSIMO SACRAMENTO

1º xoves de mes.

20:30 hs a 22:00 hs.

BAUTISMO

Sábados ás 11:00 hs. e ás 18:00 hs.

Primeiros domingos de mes ás 13:00 hs. (galego).

RECONCILIACIÓN

Luns a sábado: 11:00 a 12:00 hs. e 19:00 a 20:00 hs.

Domingos: 10:00 a 13:00 hs. e 19:oo a 20:00 hs.

Noutras horas: solicite a confesión na sacristía.

EUCARISTÍA

 

 

 

 

 

Horarios de Eucaristías:

De luns a sábados: 8:30, 12: 00 hs e 20:00 hs.

Domingos:                9:00 hs., 10:00, 11:00 hs (galego), 12:00 hs., 13:00 hs. (galego) e 20:00 hs.

Tódolos martes e os días 13 de mes ás 20:00 hs. na honra de S. Antonio.

Tódolos xoves ás 20:00 hs. misa pluriintencional de defuntos.

CORO

MARTES e XOVES de 17:00 a 19:00.

Devoción dos 13 martes de S. Antonio

Desde mañá, 11 de setembro.

Tódolos martes.

Rosario: 19.15.

Devoción dos 13 martes: 19.45.

Homenaxes a don José

O 19 de marzo don José entrou no cabido da Colexiata de Santa María do Campo da Coruña e o día 24 recibiu unha homenaxe da freguesía de San Antonio polo seu ministerio sacerdotal (60 anos) e polos máis de cincuenta anos de servizo na nosa parroquia.

Deixamos aquí varias fotos, cortesía de Carlos Velo, Eugenia Herráez e Goretti Freije.

Foto y palabras de presentación del nuevo Párroco

Presentamos la foto de familia posterior a la Toma de Posesión de don Ramón, cortesía de la familia Rodríguez Mariñas. También transcribimos sus primeras palabras en nuestra Parroquia:

Queridos hermanos sacerdotes, especialmente Señor Vicario Episcopal que nos preside, queridos hermanos y hermanas en el Señor.

En este momento de la celebración, permitidme que os dirija unas breves palabras, en las que querría resumir tantas cosas como a lo largo de estos días, y hoy particularmente, llevo en el corazón.

Ante todo, permitidme dar gracias. Gracias a Dios, que me llamó al ministerio sacerdotal y que, a pesar de mis muchas limitaciones, quiso ponerme al servicio de su Iglesia y de todo el mundo, a imitación y en nombre de su Hijo Jesucristo.

Gracias a la Iglesia, y particularmente al Señor Arzobispo que pensó en mí para servir a esta parroquia y que me ha acompañado a lo largo de mi ministerio con su presencia, su cercanía y su comprensión.

Gracias a D. José, muy especialmente en este momento. D. José lo ha sido todo para esta parroquia, no solamente porque ha levantado este templo, sino porque con dedicación y entrega a lo largo de los años ha construido una comunidad de piedras vivas que testimonian el amor de Jesucristo para todos. Gracias, D. José, por su disponibilidad y gracias porque seguiremos contando con su ayuda, con su experiencia y con su presencia en medio de nosotros.

Quisiera, aunque sea por última vez, dar gracias a mis antiguos feligreses de Arteixo, Lañas y Barrañán por vuestra amistad y vuestro apoyo a lo largo de todos estos años. Os llevo en el recuerdo más entrañable y trataré de corresponderos con mi oración.

Y a vosotros, queridos feligreses de San Antonio, ¿qué deciros?, a lo largo de los días nos iremos conociendo y tendré la oportunidad de hablar con todos y cada uno personalmente. Querría comenzar mi camino entre vosotros pidiéndoos un favor, el mismo que el Señor pidió a los apóstoles aquella noche de jueves santo en la primera Eucaristía… dejadme que os sirva… para eso vengo.

Permitidme que os sirva la Palabra de Dios, siempre viva y operante por el Espíritu en medio de nosotros, permitidme que os sirva el Pan abundante y vivo de la Eucaristía; Cristo mismo, servidor y alimento. Permitidme que me incline ante el pecador para perdonarle, ante el enfermo para aliviarle, ante el pobre para ayudarle, ante todo el que sufre, para que sienta de verdad el abrazo paternal de Dios.

Os doy las gracias, ya desde ahora, porque sé que me vais a ayudarme con vuestra plegaria y con vuestro compromiso, tantas veces demostrado; también con vuestra comprensión. Juntos seguiremos edificando este templo vivo que es la comunidad cristiana de San Antonio.

Con la protección de nuestro Patrón San Antonio, y del apóstol Santiago, y bajo la mirada amorosa de la Virgen del Carmen comenzamos esta singladura, con ellos llegaremos algún día al puerto seguro de la salvación.